SERVICIOS QUIRÚRGICOS

Cirugía del Edema Macular Diabético 

CIRUGÍA DE LA RETINOPATÍA DIABÉTICA
  • El paciente diabético sufre un daño en la pared de los vasos sanguíneos de la retina que provoca la perdida de su estanqueidad. Por ello los vasos de la retina fugan liquido que se acumula en la retina y ocasiona pérdida de visión al paciente por edema macular diabético (EMD).
  • Los pacientes diabéticos presentan con mucha frecuencia un vítreo muy pegado a la parte central de la retina (mácula) que ocasiona una tracción vitreomacular (TVM), o membranas epiretinianas (MER) sobre la mácula. Tanto la TVM como la MER traccionan de los vasos de la retina aumentando su permeabilidad y producen el edema macular diabético traccional (EMDT).
  • El paciente con edema macular diabético traccional sufre pérdida de agudeza visual y distorsión de la imagen (metamorfopsia).

  • El edema macular diabético se trata con medicaciones intraoculares o láser de manera habitual, reservándose la cirugía para casos en los que no hay respuesta a tratamiento médico.
  • El tratamiento del edema macular diabético traccional consiste en realizar una vitrectomía que elimina el vítreo y los factores inflamatorios que contiene en pacientes diabéticos. Una vez completada la vitrectomía se pelan las membranas y tracciones vítreas de la superficie de la retina. Frecuentemente el pelado de membranas se asocia al pelado de la membrana limitante interna (MLI) para evitar la recidiva de las membranas epiretinianas y estimular al tejido retiniano para absorber el edema. Cuando el EMDT es muy severo y la retina sufre degeneración quística central muy marcada se preserva la MLI fóvea en el pelado de la misma con objeto de reducir el riesgo de desgarros retinianos por destechamiento de los quistes.

  • El pronóstico del paciente es muy bueno, mejorando los síntomas visuales en la mayoría de los pacientes. Sin embargo, muchos pacientes seguirán precisando tratamiento de su edema macular diabético con fármacos intraoculares.



Videos relacionados:

X