SERVICIOS QUIRÚRGICOS

Cirugía de la rotura capsular posterior y luxación del cristalino

CIRUGÍA DE CATARATA Y DE LA CATARATA COMPLEJA
  • La cirugía de la catarata consiste en extraer el interior del cristalino opacificado (catarata), preservando la cápsula que lo envuelve para implantar en su interior una lente intraocular (LIO). Cuando durante la cirugía de catarata se produce la rotura de la parte posterior de la cápsula que envuelve el cristalino (ROTURA CAPSULAR POSTERIOR) el vítreo protruye en la cámara anterior del ojo y pueden caer trozos de cristalino a la cavidad vítrea.
  • La rotura capsular posterior sólo puede tratarse de una manera eficaz y sin secuelas para el paciente mediante una vitrectomía. La vitrectomía elimina el vítreo, los restos de cristalino que se luxaron a la cavidad vítrea durante la cirugía de catarata, y los restos de corteza del cristalino del saco capsular. Posteriormente se implanta una lente intraocular (LIO).


  • El implante de lente intraocular en casos de rotura capsular posterior sólo puede realizarse de la manera habitual (dentro del saco) si la rotura capsular posterior fue limitada.
  • La mayoría de pacientes presentan una rotura capsular demasiado extensa. En estos caso se preserva la cápsula anterior del cristalino y se implanta la LIO por delante del saco capsular y por detrás del iris (SULCUS) atrapando la óptica de la lente en los restos capsulares anteriores (BUTTON HOLE). Este tipo de LIO proporciona una estabilidad y seguridad excelentes.


  • Ocasionalmente la rotura de la capsula del cristalino es tan extensa que impide apoyar una LIO. En estos casos implantamos lentes intraoculares que se fijan al iris detrás de la pupila (LIO IRIS-CLAW) o bien lentes intraoculares que colocamos ancladas en la pared del globo ocular (LIO TUNELES ESCLERALES). Estos implantes permiten al paciente con cirugía de catarata complicada recuperar su visión.


  • El pronóstico de la cirugía de la rotura capsular posterior es excelente si la cirugía se realiza de manera precoz y no se produjo daño a la córnea, al iris o a la retina durante la cirugía de catarata inicial. En ocasiones el ojo sufre un proceso inflamatorio crónico tras la cirugía de catarata complicada que origina edema macular cistoideo (EMQ). El EMQ requiere tratamiento médico.


Videos relacionados:

X