SERVICIOS QUIRÚRGICOS

Cirugía del DR con vitrectomía

CIRUGÍA DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA
  • El desprendimiento de la retina (DR) se produce, en la mayoría de los casos, por un desprendimiento vítreo (DVP) que tracciona de áreas de la retina con alta adherencia entre la retina y el vítreo. El vítreo en constante movimiento por las aceleraciones de los movimientos oculares acaba desgarrando la retina en las zonas de alta adherencia (desgarros de retina). Finalmente los movimientos de la gelatina vítrea que traccionan del desgarro de la retina, lo acaban separando del epitelio pigmentario de la retina y favorecen el paso del vítreo licuado al espacio subretiniano provocando la extensión progresiva del desprendimiento de la retina.
  • El desprendimiento de la retina produce pérdida de campo visual progresiva y finalmente, cuando afecta a la parte central de la retina (la mácula), pérdida de agudeza visual.
  • La retina desprendida sufre un proceso degenerativo y cicatricial progresivo, por lo que es fundamental la intervención quirúrgica precoz para que el paciente tenga el mejor pronóstico visual.
  • La cirugía de vitrectomía en DR consiste en la extracción completa de la gelatina vítrea del interior del globo ocular, eliminando las tracciones sobre los desgarros de la retina. Una vez eliminado el vítreo, se reaplica la retina contra la pared del globo ocular succionando el líquido vítreo que desprende la retina y ocupa el espacio subretiniano.

  • Esta maniobra de reaplicación se realiza empujando la retina contra la pared del globo ocular con inyección de aire (FAX) y/o fluidos pesados (PFCL). Una vez la retina se ha reposicionado se tratan los desgarros de la retina mediante laser intraocular que genera una cicatriz entre la retina neurosensorial, el epitelio pigmentario de la retina y la coroides, sellando los desgarros retinianos. El proceso de cicatrización tarda entre 7 y 10 días, por lo que se termina la cirugía con la inyección de gas en la cavidad vítrea, que mantendrá la retina reaplicada hasta que la cicatrización sea completa. El gas intraocular será reabsorbido espontáneamente por el ojo en 1-2 semanas y la cavidad vítrea se rellena por humor acuoso producido por el propio ojo. Durante el tiempo que perdure el gas en el globo ocular el paciente puede precisar mantener una postura cefálica determinada para evitar aparición de catarata por contacto del gas con el cristalino y para favorecer el sellado de los desgarros retinianos.

  • El pronóstico de la cirugía de vitrectomía microincisional para el desprendimiento de retina es excelente, consiguiendo la reaplicación de la retina en más del 95% de los pacientes con restitución del campo visual y de la agudeza visual.
  • En aquellos pacientes que la retina no se consigue reaplicar con la primera cirugía (menos del 5%) una nueva intervención de vitrectomía consigue reaplicar la retina en casi el 100% de los pacientes. En estos casos se pueden asociar a la cirugía de vitrectomía implantación de bandas de silicona en la pared del globo ocular y/o inyección de aceite de silicona en la cavidad vítrea.
  • El pronóstico visual está determinado por el tiempo de duración del desprendimiento retina y la afectación de la mácula del paciente. Cuando el desprendimiento de retina es de larga evolución o la mácula está desprendida el pronóstico visual es peor, pero todos los pacientes experimentan una gran mejoría de su función visual.



Videos relacionados:

X