SERVICIOS QUIRÚRGICOS

Cirugía del desprendimiento de retina (DR) con proliferación vitreoretiniana (PVR)

CIRUGÍA DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA
  • El Desprendimiento de Retina (DR) puede complicarse con una reacción cicatricial en la retina y en el vítreo conocida como proliferación vítreo-retiniana (PVR). La PVR es la principal causa de fallo anatómico en la cirugía de DR.

  • Al producirse el DR la retina inicia un proceso de cicatrización con el fin de cerrar los agujeros retinianos. Este proceso cicatricial conduce a la formación de membranas celulares preretinianas y subretinianas que incrementan la rigidez de la retina. Además dentro del tejido retiniano proliferan células gliales que vuelven la propia retina rígida. La PVR dificulta la reaplicación de la retina, una retina rígida que al adaptarse al interior cóncavo de la pared del globo ocular tiende a separarse de la misma al igual que un guante tenso se separa de la palma de la mano.
  • La PVR complica los DR de larga evolución, DR con agujeros de gran tamaño, DR operados sin éxito previamente, pacientes jóvenes y pacientes con inflamación ocular.

  • El procedimiento quirúrgico en pacientes con DR complicados con PVR es similar a pacientes con DR normal. En ambos se realiza una vitrectomía completa extrayendo la gelatina vítrea, se reaplica la retina con gases y líquidos pesados y se tratan los agujeros retinianos con laser. Sin embargo, el paciente con PVR precisa maniobras adicionales para la curación del DR. En estos pacientes se deben extraer todas las membranas que proliferan sobre la retina y aquellas que proliferan por debajo de la retina que impiden la reaplicación retiniana. Cuando la rigidez de la retina es muy alta, es necesario relajarla mediante la resección de la retina periférica (retinectomías) y/o la colocación de bandas de silicona alrededor del ojo que reducen el diámetro interno de la pared ocular y favorecen la aposición de la retina a la pared ocular. Tras la reaplicación de la retina se tratan los agujeros de la retina y las retinectomías con laser y se rellena la cavidad vítrea con aceite de silicona. El aceite de silicona mantiene la retina reaplicada hasta que los desgarros retinianos se han sellado y el proceso de PVR ha desaparecido.
  • Los pacientes que han sido operados de DR con PVR y aceite de silicona en la cavidad vítrea precisan una segunda intervención de vitrectomía a los 3 meses de la cirugía de DR con PVR para extraer el aceite de silicona.

  • El pronostico anatómico del DR con PVR es bueno, consiguiendo reaplicar la retina en la mayoría de los pacientes. La función visual del paciente también mejora pero el pronóstico de agudeza visual final es muy variable, ya que la reacción cicatricial altera la estructura de la retina y la recuperación funcional.



Videos relacionados:

X